INSTALACIÓN DE LOS SENSORES DE CALIDAD DEL AIRE EN LOS CENTROS EDUCATIVOS

La empresa local Climalcor está instalando los sensores de la empresa TALES technology en los centros educativos del municipio. Este proyecto piloto distribuye sensores de alto nivel diagnóstico que informan en tiempo real sobre la calidad del aire, evitando así el contagio por la propagación de la Covid-19. Es un dispositivo de reducido tamaño que garantiza la detección de hasta 11 partículas contaminantes provenientes de la polución ambiental, de los compuestos orgánicos y de los propios aerosoles de las personas. Esta instalación inteligente, permitirá conocer los niveles de las partículas como C02, HCHO, Partículas finas: PM 10,2, PM 2,5 y PM 1, Ozono, NH3, CO, NO2, Etanol o Formaldehído/VOC, así como temperatura y humedad del aula.

Los datos, que se visualizan por la aplicación creada para complementar los sensores, servirán para tomar medidas de ventilación en tiempo real en el aula. Para reforzar esta medida, el Ayuntamiento repartirá dispositivos purificadores del aire entre los centros.

Estos sensores quedarán instalados en los 7 colegios y 2 institutos el próximo lunes 18 de enero. También se instalará un sensor en la Villa del Conocimiento y las Artes. Se consigue así ampliar las medidas de control sanitarias de los centros, implementando a las ya existentes, pero asegurando la visibilidad de dichos niveles de concentración de partículas que, en altos índices, son nocivas para la salud.

Numerosos estudios científicos revelan que los elevados niveles de estas partículas están relacionados con los contagios por la Covid-19 y otros tipos de virus, así como con la falta de rendimiento de los estudiantes. Por ello, contar con estos sensores permitirá ofrecer mayor tranquilidad para los padres de alumnos y mayor eficiencia ambiental, gracias a recomendaciones como la ventilación controlada.

La empresa TALES technology, desarrolla soluciones inteligentes de amplia gama, como son los  dispositivos que integrarán además del sensor de medición de la calidad del aire, los de control térmico y control acústico, todo ello visibilizado a través de una app de datos que revolucionará el estilo de vida gracias al Internet of Things (IoT).