EL AYUNTAMIENTO SE SUMA A LA CELEBRACIÓN DEL DÍA INTERNACIONAL DEL CONSUMO RESPONSABLE

15/03/2019

La Delegación de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Mairena del Alcor se suma a la celebración del Día Internacional del Consumo Responsable, considerando el consumo responsable una actitud personal que lleva a consumir conscientemente. Por lo que es importante reflexionar antes de comprar.

En Mairena, la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) es un servicio gratuito demandado por las personas consumidoras que además de ofrecer información y orientación, media en los conflictos que puedan surgir con el empresariado para intentar una solución amistosa.

En ese sentido, a lo largo de 2018 se abrieron 134 expedientes; 24 en lo que llevamos de año. Ubicada en el Centro de Servicios Sociales (C/ Virgen de los Dolores, 30), la OMIC atiende a los ciudadanos los lunes, martes y jueves de 9.00 a 14.00 horas, así como en el correo consumo@mairenadelalcor.es

El consumo responsable se basa en dos máximas, que son consumir menos y que lo que consumamos sea lo más sostenible y solidario posible. Esta actitud se establece en el Estatuto de Autonomía para Andalucía como uno de los principios rectores de las políticas públicas.

CARACTERÍSTICAS DEL CONSUMO RESPONSABLE

  • Es un hecho consciente, ya que es premeditado y antepone la libre elección a la presión de la publicidad y a las modas impuestas.
  • Es crítico ya que se pregunta por las condiciones sociales y ecológicas en las que ha sido elaborado un producto o producido un servicio.
  • Es ético, se basa en valores como la responsabilidad, la austeridad como alternativa al despilfarro y al consumismo, o el respeto de los derechos de los productores y del entorno.
  • Es ecológico al prevenir el derroche de los recursos naturales, ya que una producción masiva degrada el medioambiente.
  • Es saludable porque fomenta un estilo de vida basado en hábitos alimenticios sanos y equilibrados y en la compra de productos de calidad y respetuosos con el entorno.
  • Es sostenible ya que reducir el consumo innecesario puede mejorar la calidad de vida del planeta y el equilibrio medioambiental y se generarían menos residuos.
  • Es solidario con otros pueblos y con las generaciones futuras, puesto que se respetan los derechos de aquéllos y se aseguran los de éstos.
  • Es socialmente justo ya que se basa en los principios de no discriminación y no explotación.
  • Tiene poder de transformación social. Las personas consumidoras tienen el poder de transformar un mero acto de consumo en un verdadero acto de la ciudadanía. De esta manera, a través de gestos cotidianos, se puede contribuir a un cambio significativo en las reglas y patrones de producción y consumo de la sociedad.
  • Los poderes públicos tienen la responsabilidad de dictar normas para que la economía sea sostenible, solidaria y respetuosa con los derechos humanos, pero son las personas consumidoras a título individual las que optan o no por un modo responsable de consumir.