COORDINACIÓN DE BARRIOS ALERTA DEL PELIGRO QUE SUPONE DEPOSITAR ASCUAS EN LOS CONTENEDORES

Hay que comprobar con antelación que las cenizas se encuentran completamente apagadas

La Delegación de Coordinación de Barrios quiere sensibilizar a la población cuando deposite cenizas procedentes de chimeneas o braseros de carbón en los contenedores. Debiéndose comprobar fehacientemente que no queden ascuas por el riesgo que conlleva, de que estas puedan prenderse al entrar en contacto con los demás residuos.

«Si no se toman las precauciones adecuadas, se producen incendios en los contenedores. Todo un peligro en las zonas residenciales para la salud de las personas, amén de los daños materiales que se producen en propiedades privadas como fachadas, vehículos o en el mobiliario urbano a los cuales pueden propagarse las llamas y el humo» explica el delegado de Coordinación de Barrios, José Romero.

Estos contenedores quedan inservibles para el servicio con el consiguiente gasto de reposición -unos 500 euros por contenedor-, así como el desplazamiento de efectivos de la policía local, bomberos y servicio de limpieza. E incluso pueden llegarse a calcinar los camiones de recogida de residuos sólidos urbanos si prenden en su interior.

El delegado pide máxima precaución y la colaboración de los vecinos. A la hora de retirar las cenizas, recomienda «que pasen unas horas antes de depositarlas en una bolsa cerrada al contenedor, después de comprobar que están completamente apagadas y no pueden prender».